viernes, 6 de octubre de 2017

EL ESPÍRITU DE LA PLAZA

Todo lo que falta es que des el paso al frente, 

que te dejes llevar por tu pasión 

y te atrevas a hacer tu visión realidad

Seth Godin


El espíritu de la plaza es la historia de José Antonio, un homeless de Palma de Mallorca, al que un corte de pelo y un cambio de look le cambia la vida, porque le hace sentirse mejor consigo mismo y le da seguridad. Puedes ver el vídeo en YouTube, es fantástico.

Hablando de cambios. Si quieres ser el chico o la chica que enseña pisos, no te hace falta ningún cambio. Ahora bien, si quieres ser el inmobiliario de referencia en tu calle, en tu barrio o en tu pueblo, querrás cambiar. Querrás cambiar tu visión del negocio y pondrás el foco en las personas, en lugar de ponerlo en los ladrillos. Querrás cambiar de hábitos y pasarás a trabajar solo en exclusiva. Querrás cambiar de método y pasarás a cooperar activamente con otros inmobiliarios de tu ciudad. Querrás cambiar tu visibilidad y sustituirás los anuncios de pisos por el marketing corporativo y el marketing personal. Y harás muchos cambios más: harás deporte, leerás y conocerás gente. Te convertirás en un loco del oficio.

Marcelino Martín (Marce, para los amigos) es un loco del oficio inmobiliario. Un hombre inquieto y sociable que quiere que su agencia, Kabuki Asesores Inmobiliarios, sea un referente en su comunidad, en Granada. Y, para lograrlo, se está impregnando del espíritu de otros locos como él. Va a cursos, va a eventos y va a otras agencias porque su sueño es que pronto su agencia sea cita obligada para todo aquel que quiere comprar o vender una casa en Granada y no quiere hacerlo con el chico o la chica que enseña pisos, sino con un asesor inmobiliario de cabecera.

Marce ha pasado tres días conmigo en ImmoBan. Ha sido mi vigésimo séptimo acompañante en un proyecto alocado que llamo el Stage Inmobiliario de Calafell y solo es apto para gente como Marce, gente que tiene el espíritu de la plaza, gente que sabe que el cambio siempre empieza por uno mismo.

Te deseo mucha locura, amigo. Granada necesita inmobiliarios locos como vos. 
A puto tope!!!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario